PORQUE SIENTES DOLOR DESPUÉS DE ENTRENAR

DOLOR MUSCULAR POST ENTRENAMIENTO


imagen cortesía de pixabay

¿Te has encontrado con un dolor muscular plenamente localizado luego de 12 a 24 horas de haber hecho tu rutina de entrenamiento de resistencia a la fuerza? En los años ochenta estuvo muy de moda la frase “NO PAIN NO GAIN”; hoy en día con los adelantos en lo que respecta a la fisiología del ejercicio y de la bioquímica, podemos afirmar que esta frase encaja muy bien en las citas sobre mitos del deporte y del ejercicio.


No necesariamente porque exista un dolor localizado en cierto músculo luego de un extenuante día de ejercicio en el gimnasio, significa que este sufrirá un aumento en el diámetro transversal y por lo tanto hipertrofiarse y tonificarse (tonificación significa grado de dureza del músculo en estado de reposo).


La fisiología del ejercicio nos ha enseñado que el dolor muscular sufrido luego de un entrenamiento (descartando por completo una lesión en los elementos plásticos) se debe a micro desgarres de las fibras musculares (células musculares), y el aviso de las terminaciones nerviosas para reparar dicha área produciendo enzimas y estimulando el sistema inmune es el que produce esa sensación de dolor.


Hasta hace poco se pensaba también que el dolor se debía a la acumulación de ácido láctico en la fibra muscular, aspecto que ha sido totalmente descartado al percatarse en laboratorio que el ácido láctico no puede ser depositado y producir dolor. Este compuesto orgánico es metabolizado por las mitocondrias (organelos de las células encargadas de las reacciones bioenergéticas), y llevado al ciclo de Krebs donde se une a la ecuación de la respiración celular

siendo metabolizado en dióxido de carbono y agua.


Bien, ahora que sabes el origen del dolor muscular post-entreno, expliquemos más acerca de su fisiología. Cuando tú estás haciendo trabajo de fuerza, generalmente haces un trabajo cíclico, o sea repetitivo, en donde constantemente haces flexiones y extensiones. Siempre que tú haces una extensión, el Angulo articular de referencia aumenta (por ejemplo al trabajar curl de bíceps o bien extensiones de pierna), y siempre sucede que en ese momento estas tratando de vencer a la fuerza gravitacional (y a la que siempre cedemos), y eso conlleva un aumento significativo de la presión arterial y la contracción de la fibra muscular. Es ahí donde se dan los pequeños micro

desgarros que explicábamos con anterioridad.


¿Es esto beneficioso para tu sistema musculo esquelético?, la respuesta es sí, siempre y cuando cumplas con ciertos principios fundamentales de la metodología del entrenamiento deportivo y de la nutrición. Con respecto al primero, esto no puede hacerse durante todo el macro ciclo de entrenamiento (o sea durante todo el año), se deberá de realizar en ciertas etapas en las que tu trabajo de intensidad aumenta significativamente, por ejemplo en la etapa de preparación física especial y etapa competitiva, esta irá incrementándose ondulatoriamente; y segundo, llevando una muy buena alimentación con alto valor biológico de los aminoácidos (constructores de las moléculas de proteína), y carbohidratos de alta calidad con índice glicémico bajo.


Así que no le huyas al dolor muscular post-entrenamiento, utilízalo como un parámetro de cómo estás llevando tu biomecánica de entreno (los cambios en los ángulos de trabajo generalmente instan a este tipo de dolor), y tu metodología en la aplicación de las cargas de trabajo.


Hasta la próxima amigos…

Condiciones Generales
Salones para Eventos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon

© 2019 Derechos Reservados Complete Club  

Diseñado por  Solproagencia.com

Aviso Legal
Derecho de Desistimiento