LA LUCHA CONTRA LOS EJERCITOS MÁS PODEROSOS DE LA HISTORA: LOS VIRUS Y LAS BACTERIAS. TERCERA PARTE



Cameron Van Der Burgh campeón olímpico en los juegos de Londres en 2,012, medalla de plata en Rio en 2,016 y triple campeón mundial en los cien metros estilo pecho, nació en Pretoria república de Sudáfrica y es uno de los mejores deportistas que ha dado ese país africano en su historia. Sin embargo, jamás pensó que el peor momento de su vida lo pasaría este año al verse contagiado por el COVID 19.


Acostumbrado a extenuantes entrenamientos de más de cinco horas diarias en el camino a la gloria olímpica, narra como el caminar solo unos cuantos metros dentro de su casa luego de pasar tres semanas en convalecencia, le resultaba prácticamente imposible de ejecutar; en sus propias palabras menciona: “ ES EL PEOR VIRUS QUE HAYA SOPORTADO EN MI VIDA”.


Recuerda que este es un atleta de alto rendimiento, con VO2 max (consumo de oxígeno), hasta un 40% mayor en comparación a la gente ordinaria, lo que significa que sus pulmones y alveolos pulmonares específicamente, pueden absorber hasta 40 mililitros de oxigeno por kilogramo de peso corporal más que cualquier otro ser humano; y aun así su recuperación fue tortuosa.


Tras este crudo testimonio, es hora de pensar: ¿podrán los deportistas de alto rendimiento luego de padecer esta enfermedad, recuperar en corto o mediano plazo su condición aeróbica previa?. Hasta el día de hoy, hay muchas interrogantes al respecto, y se requerirá de muchas más investigaciones para aseverar dicho argumento, sin embargo, hoy en día se puede especular que el nivel de condición física posiblemente jamás llegue a ser el mismo luego de padecer el contagio de COVID-19.


Lo que este virus está haciendo a nuestros atletas es perforar agujeros en sus pulmones menciona el doctor Owen Tsang Tak Yin, médico del Hospital Princess Margaret. Desde China se informa que los pacientes se están recuperando con un veinte a treinta por ciento de su VO2 máx. (Consumo máximo de oxígeno) menor a sus valores previos a contraer la enfermedad, con grandes tejidos cicatriciales que pudieran afectar su rendimiento aerobio en el futuro.


Según la National Geographic, y respaldado por the Atlantic University, el COVID-19 tiene mucho más en común con el SARS (COVID agudo severo relacionado con el síndrome respiratorio), que con la gripe. Así mismo, el COVID-19 es veintitrés veces más letal que la gripe común.


A diferencia de las infecciones respiratorias normales (que infectan las vías respiratorias superiores o bien las inferiores), el COVID-19 (que se originó a partir del SARS-COVID-Z), infecta ambas vías, las superiores y las inferiores aumentando el riesgo de infecciones tales como la neumonía.


El doctor Owen Tsang Tak Yin, médico del hospital Princess Margaret en la provincia de Kwai Chung en Hon Kong ha descubierto que al momento de dar de alta a pacientes recuperados de COVID-19, en sus respectivas tomografías pulmonares se encuentran imágenes dramáticas de lesiones de estos órganos. El evidencio que hay partes que parecen ser “como el vidrio congelado”, lo que evidencia su daño irreversible.


Ahora es momento de hacernos la pregunta: ¿todos los atletas de alto rendimiento con positivo para COVID-19 llegarán nuevamente a tener el mismo nivel de condición física que antes de contraer la enfermedad?, lo podrá lograr Paulo Dybala jugador de la Juventus de Turín del CALCIO ITALIANO y considerado por muchos como el sucesor de Lionel Messi?, o bien Kevin Durant jugador estrella de la NBA? Amigos, el coronavirus no es solo una gripe respiratoria, es una enfermedad muy complicada, y por tanto debemos seguir todas las instrucciones que nos ha dado el MSPAS y el gobierno de Guatemala para lograr su contención, y eso significa no parar en nuestra lucha por el conocimiento continuo de la ciencia, y para eso seguimos con nuestra historia:


EL INICIO DE LA TRAMA DEL ADN


En 1822 nace en lo que hoy es la República Checa, Gregor Johann Mendel, y como sucede a menudo con grandes científicos, su trabajo no fue valorado cuando en su momento lo publicó en el año de 1,865. Aun siendo sacerdote (fraile agustino), su pasión siempre fue la ciencia; siendo sacerdote, Mendel ingresó en 1,851 a la Universidad de Viena, donde estudio historia, botánica, Física, química y matemática. El primer paso hacia el descubrimiento del ADN se estaba gestando…


Cuando publicó en el año de 1,865 su estudio titulado “EXPERIMENTOS SOBRE HIBRIDACIÓN DE PLANTAS”, demostró que ciertas características externas (fenotipo), eran dominantes en la descendencia en contraposición a otras características externas que solo se manifestaban en la segunda o hasta la tercera generación, a estas les denominó recesivas.


Lo anterior demostraba que dentro de la célula había un mecanismo perfecto que transmitía las características de los padres de generación en generación. Sus estudios con guisantes fueron de forma maravillosa el preludio para que otros grandes científicos siguieran sus pasos en la búsqueda del verdadero misterio de la vida y de la molécula que es capaz de preservar todas las especies sobre la tierra, incluyendo la nuestra…


Hasta mañana amigos…


Condiciones Generales
Salones para Eventos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon

© 2019 Derechos Reservados Complete Club  

Diseñado por  Solproagencia.com

Aviso Legal
Derecho de Desistimiento