LA LUCHA CONTRA LOS EJÉRCITOS MÁS PODEROSOS DE LA HISTORIA: LOS VIRUS Y LAS BACTERIAS. CUARTA PARTE

Actualizado: mar 27


Son las cuatro de la mañana, y como todos los días Andy Cruz de veinticuatro años y doble campeón mundial, campeón panamericano en Toronto en 2,015 y en Lima 2,019, sale de su casa en Unión de Reyes en la occidental provincia de Matanzas en Cuba con el sueño puesto únicamente en el oro olímpico de Tokio 2,020. El único triunfo que le hace falta al gran boxeador cubano. Sin embargo, una llamada telefónica acaba en segundos con su ilusión del podio de los inmortales. Le están indicando que el COI (comité Olímpico Internacional) ha decidido postergar los juegos Olímpicos de verano para el 2,021. Otra batalla más que logra ganar el COVID-19 a toda la raza humana.


Desde el año 776 AC., los Juegos Olímpicos antiguos no se habían interrumpido, ni durante las guerras; todo lo contrario, se detenían las guerras para celebrar los juegos. Durante los Juegos Olímpicos de la era moderna, solamente en dos ocasiones fueron suspendidos, primero en el año de 1916 cuando debería haberse celebrado en la ciudad de Berlín, lo mismo sucedió veinte años después cuando las justas de verano estaban programadas para llevarse curiosamente en la ciudad de Tokio. Ambas como sabemos fueron canceladas por la primera guerra mundial y la segunda guerra mundial respectivamente.


Hoy, por otra guerra, lamentablemente se tienen que postergar las justas olímpicas y no por una nación, sino por un virus que hasta hoy jueves 26 de marzo a matado a más de 20,000 personas alrededor del mundo.


El destino y sueño de once mil deportistas olímpicos (como Andy Cruz), y cuatro mil cuatrocientos atletas para-olímpicos se ha visto truncado al no poder realizarse este año el evento deportivo más grande del mundo.


Bueno, dirán, no importa, en el 2,021 lo lograremos, pero esto no es tan sencillo, recuerda que estos deportistas tienen una planificación científica de sus cargas de trabajo, que un día perdido o bien un día de más puede llegar a afectar su forma deportiva. Imagina a Andy (nuestro boxeador) que hasta hace solo unos días recorría hasta 10 Km. diarios, hacia trabajo técnico por más de dos horas, sparring, etc. verse obligado a reestructurar su plan de trabajo por un año. Hay muchos atletas que inclusive aún no habían calificado y que la postergación del evento pueda hacer que jamás logren cumplir su sueño.


Esto solo evidencia lo importante y trascendental que significa en la preparación del atleta la METODOLOGÍA DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO.


Solo nos queda esperar, que puedan en la medida de lo posible reestructurar sus planes de entrenamiento. Una tarea que te puedo asegurar en muchos atletas no se podrá lograr.


¿Qué te parece si seguimos con nuestra historia?



Curiosamente el mismo año en que nace Gregorio Mendel en República Checa, nace en Francia otro gran coronel de la ciencia que estaría al frente de las trincheras para enfrentar a los virus y las bacterias, me refiero a Louis Pasteur, químico y bacteriólogo francés. Este inmortal de la ciencia desarrollo sin conocer del ADN la teoría germinal de las enfermedades infecciosas; por esos estudios e investigaciones que dejaron un legado intangible a la raza humana se le considera el pionero de la microbiología moderna.


El demostró que toda enfermedad infecciosa (como el COVID-19), es el efecto visible (signos vitales y sintomatología), de una causa que puede buscarse y eliminarse mediante un tratamiento específico. Hoy sabemos que el tratamiento siempre incluye destruir la cadena de ADN del enemigo (virus y bacterias), que es lo que hoy se busca para crear una vacuna contra el COVID-19. Pasteur acuño el término vacuna y vacunación a la inoculación del virus debilitado en el paciente, a efecto de que nuestro sistema inmunológico a través del reconocimiento del ADN invasor lo ataque y “guarde una memoria” para cuando el agresor pretenda nuevamente invadirnos. Él se basó en los maravillosos estudios e investigaciones que previamente había hecho Edward Jenner en la inoculación del virus debilitado de la viruela bovina en seres humanos para protegerlo de la viruela en humanos.


Este es un ejemplo maravilloso de trabajo en equipo, Pasteur no hubiera consolidado sus investigaciones de no haber sido por la valentía de un hombre como Jenner que arriesgando todo en su vida inoculó a James Phipps (a quien casi nadie conoce, pero que merece ser un CAPITAN DE GUERRA EN ESTA LUCHA CONTRA LAS BACTERIAS Y LOS VIRUS) un niño de tan solo ocho años con el virus de la viruela bobina. Su eficacia en la inoculación del muchacho le dio a la ciencia una victoria en la batalla contra las bacterias y los virus.


Hasta mañana amigos, y no olviden seguir moviéndose!


Condiciones Generales
Salones para Eventos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon

© 2019 Derechos Reservados Complete Club  

Diseñado por  Solproagencia.com

Aviso Legal
Derecho de Desistimiento